1830 TELEFONO EMERGENCIAS

La hidratación y su importancia

Sabemos que el agua es fundamental para nuestra salud, ¿Pero por qué es tan necesaria? ¿Cuánto deberíamos tomar?

imagen

El agua constituye más de dos tercios del cuerpo humano, y es necesaria para que nuestras células y órganos puedan funcionar correctamente. Entre sus múltiples funciones dentro de nuestro cuerpo, se encuentra la de regular la temperatura corporal, lubricar nuestras articulaciones y eliminar desechos a través de la orina, la transpiración y las evacuaciones intestinales. También forma parte de la saliva, las lágrimas y nuestro flujo sanguíneo.

 

¿Por qué perdemos agua?

 

Todos los días perdemos agua al respirar, sudar, orinar y evacuar los intestinos. Para que el cuerpo funcione adecuadamente, es necesario reponer líquidos consumiendo bebidas y alimentos que contengan agua. Si no obtenemos suficiente agua, los fluidos corporales estarán fuera de equilibrio, causando deshidratación. Cuando la deshidratación es grave puede ser potencialmente mortal, pero incluso una deshidratación leve puede quitarnos la energía y hacernos sentir cansados.

 

¿Cuánta agua debemos tomar por día?

 

Esta pregunta no tiene una respuesta sencilla, ya que no existe una fórmula fija para todas las personas. Cuánta agua necesitemos dependerá de nuestro sexo, edad, peso, nivel de actividad física y clima entre otros factores.

Si queremos una cifra de referencia, esta es de 2.7 a 3.7 litros de agua por día para una persona adulta. De todos modos, es importante tener en cuenta que esta cifra incluye los líquidos provenientes del agua, las bebidas y los alimentos. Aproximadamente el 20 por ciento del consumo diario de líquido suele provenir de los alimentos y el resto de las bebidas. Por ejemplo, muchas frutas y vegetales, como la sandía y la espinaca, contienen casi el 100 por ciento de agua por peso.

 

Asimismo, se recomienda aumentar el consumo de líquidos en función de varios factores:

 

  • Ejercicio Es necesario beber más agua para cubrir la pérdida de líquido por el aliento y el sudor. Es importante beber agua antes, durante y después de hacer ejercicio.
  • Clima El clima cálido o húmedo puede hacernos sudar, y es necesario que bebas más líquido. La deshidratación también puede producirse en altitudes elevadas.
  • Estado de salud El cuerpo pierde líquidos cuando tenemos fiebre, vómitos o diarrea. Recomendamos beber más agua , y seguir la recomendación del médico para beber soluciones de rehidratación oral. Otras afecciones que puede requerir un mayor consumo de líquido son las infecciones en la vejiga y los cálculos en las vías urinarias.
  • Embarazo o lactancia Las mujeres que están embarazadas o amamantando necesitan un mayor consumo líquido, ya que ambos procesos requieren de mucha agua.


A modo de recomendación general, si bebemos líquidos cuando tenemos sed y tomamos bebidas junto con las comidas, obtendremos suficiente agua para mantener nuestro cuerpo hidratado. Intente elegir agua, así como jugos naturales e infusiones en lugar de bebidas azucaradas, ya que estas bebidas pueden provocar que consuma demasiadas calorías.

Fuente:
Mediline Plus
Mayoclinic.org